ILEGALIDAD DE LOS USOS BANCARIOS AL NO ACEPTAR DOCUMENTOS PÚBLICOS COMO IDENTIFICACIÓN PERSONAL


 

Los servicios financieros prestados por los bancos comerciales en la actualidad permanecen al margen de una estricta regulación jurídica; razón por la cual los usuarios de dichos servicios nos encontramos con disposiciones unilaterales,  que de manera por demás arbitraria, imponen los bancos, entre ellas, la disposición de aceptar como identificaciones personales, exclusivamente aquellas que las instituciones financieras por así convenir a sus intereses creen convenientes, sin importar que las que para ellos no son oficiales, hayan sido expedidas por autoridades en uso de sus facultades, y por lo tanto se traten de documentos públicos.

El ciudadano común, se ve en serias dificultades diariamente debido a que se encuentran ante un severo problema en el momento de querer realizar el cobro de un cheque, por mínimo que sea el monto del mismo,  ya que al llegar a la ventanilla, e incluso en algunas sucursales desde antes de hacer fila, se les hace del conocimiento que las únicas identificaciones reconocidas por la institución bancaria son: credencial de elector, pasaporte vigente, Cédula profesional, o tarjeta de crédito con fotografía. Si por mala fortuna se ha extraviado la credencial que expide el Instituto Federal Electoral y no se tiene pasaporte, quizás ni la posibilidad de salir del país y además no se cuenta con una cédula profesional y mucho menos alguna tarjeta de crédito con fotografía,  irremediablemente estaremos ante un caso de castigo a quien no es parte de una elite.

Es cotidiano el observar cuantas personas se ven impedidas de cobrar un dinero que legítimamente les pertenece, o realizar alguna transacción a la que tienen derecho. Todo ello derivado de la discrecionalidad de la que se han venido envolviendo tales instituciones bancarias debido, insisto, a la falta de regulación jurídica.

Por lo anteriormente expuesto, es de mi interés el realizar el presente estudio de investigación, mediante el cual pretendo demostrar la ilegalidad en la que incurren las instituciones bancarias al negarse a recibir identificaciones expedidas por la autoridad, como pueden ser licencias de conducir, tarjetas de identificación, credenciales de organismos descentralizados o paraestatales, entre otros, amén de que están negando el pago de bienes que no les pertenecen y que en principio tendrían la obligación de pagar.

  Documentos públicos.

De acuerdo con el artículo 129 del Código Federal de Procedimientos Civiles,  son documentos públicos aquellos cuya formación está encomendada por la ley, dentro de los límites de su competencia, a un funcionario público revestido de la fe pública, y los expedidos por funcionarios públicos, en el ejercicio de sus funciones. La calidad de públicos se demuestra por la existencia regular, sobre los documentos, de los sellos, firmas u otros signos exteriores que, en su caso, prevengan las leyes.

Por su parte el artículo 130 de la Ley en comento indica: “Los documentos públicos expedidos por autoridades de la Federación, de los Estados, del Distrito Federal y Territorios o de los municipios, harán fe en el juicio, sin necesidad de legalización”.

 

LICENCIA DE CONDUCIR, ¿DOCUMENTO PÚBLICO?

 

La licencia de conducir se encuentra regulado por el reglamento de tránsito de cada localidad,  en le relativo al Distrito Federal, el Título tercero Capítulo I artículos 22 en adelante, se refieren a dicho documento, a continuación transcribo lo conducente:

 

Título Tercero
De la Regulación, Inspección y Vigilancia

Capítulo I
De las Licencias y Permisos de Conducir

 

Artículo 22.- Para conducir vehículos en el Distrito Federal se requiere licencia o permiso vigente, expedido por la Secretaría por sí, o por medio de las Delegaciones, Entidades Federativas, Dependencias Federales o del extranjero que autorice las conducción específica del vehículo de que se trata, independientemente del lugar en el que se haya expedido la placa de matricula del vehículo y de conformidad con la clasificación a que se refiere el artículo 3° del presente Reglamento.

Artículo 23.- Las licencias de conducir expedidas por la Secretaría serán de los tipos siguientes y tendrán la vigencia que a continuación se señala:

I. Tipo A, con vigencia de 1 a 5 años y válida para conducir automotores clasificados como de transporte particular de pasajeros que no tenga más de doce plazas, o de carga particular, cuyo peso máximo autorizado no exceda de 3.5 toneladas;
II. Tipo B, con vigencia de 1 año y válida para conducir taxis, microbuses, patrullas, ambulancias y automotores de carga pública cuyo peso no exceda de 3.5 toneladas:
La licencia tipo B, amparan también la conducción de los vehículos que requieren licencia tipo A.
III. Tipo C, con vigencia de un año y válida para conducir camiones de carga mayor a 3.5 toneladas o vehículos de transporte público o especializado;
La licencia tipo C, amparan también la conducción de vehículos que requieran licencia tipo B o A.
IV. Tipo D, con vigencia de 1 a 5 años y valida para conducir bicimotos, triciclos automotores, tetramotos, motonetas y motocicletas de cualquier cilindrada con o sin carro acoplado, cuyo peso en vacío no exceda de 400 kilogramos.
Para el servicio de transporte público de pasajeros se requiere , según sea el caso, licencias tipo B o C a que hacen referencia las fracciones II y III de este artículo y se expedirán por la Secretaría en la modalidad de licencia-tarjetón de identificación.

Artículo 24.- Para obtener por primera vez licencia para conducir tipo A o D, previo el pago de los derechos establecidos en el Código Financiero del Distrito Federal, el interesado llenará la solicitud correspondientes en los formatos que al efecto expida la Secretaría y además deberá:


 

Acreditar su identidad y mayoría de edad, mediante la presentación de cualquier documento oficial vigente;

I.                     Saber leer y escribir;

II.                   Aprobar el examen teórico-práctico que al efecto aplique la Secretaría por sí o a través de quien ésta autorice;

III.                 En el caso de extranjeros, acreditar su legal estancia en el país, mediante la presentación del documento migratorio vigente expedido por la autoridad competente;

IV.               Comprobante de domicilio que podrá ser cualquiera de los documentos siguientes:
a) Credencial para votar con fotografía;
b) Recibo de Tesorería del Distrito Federal;
c) Contrato de arrendamiento o recibo de renta vigente;
d) Documentos bancarios o de cadenas comerciales; o
e) Recibo de compañías de luz o teléfono.

Los documentos señalados en los incisos d) y e), deberán referirse a una antigüedad no mayor a tres meses.

VI. Declarar bajo protesta de decir verdad que se encuentra físicamente apto para la conducción del tipo de vehículo conforme la licencia solicitada, o que, en su defecto cuenta con los aditamentos necesarios para conducir dicho vehículo

 

De lo anterior podemos deducir que la licencia de conducir, al ser expedida por autoridad, ya estatal, federal, incluso por autoridad extranjera, es un documento público, pues cumple con los requisitos señalados en el 3.1.

Es de señalarse que en algunos Estados como el de Sinaloa, en los se considera la licencia de conducir como una identificación, así se indica en la página: http://www.sinaloa.gob.mx/viviendo/conductor/importancia.htm

La licencia de manejo es un documento que lo autoriza a conducir vehículos en el Estado Sinaloa y en cualquier parte del país. Cuando conduzca usted en otro estado, y una autoridad competente afirme que no es válida su licencia para conducir en carreteras de esa entidad, con toda confianza puede usted señalar que se trata de una confusión y exigir, si es necesario, la correspondiente aclaración.

Es importante que al viajar fuera del Estado en su vehículo, tenga siempre presente los teléfonos: 716-95-55 y 713-81-62, de la Dirección de Vialidad y Transportes, para cualquier aclaración en relación con su licencia.

Documento de identificación

La licencia de manejo es su identificación como conductor. Contiene información que debe ser confiable a la hora de una revisión o en caso de un accidente. Recuerde que el tiempo que transcurra entre un accidente y la localización de un familiar a través de los datos de la licencia, puede ser vital para la adecuada atención del accidentado. De ahí lo importante de que la documentación requerida para obtener la licencia sea la correcta.

 

Por otra parte, en el Estado de Guanajuato, se han realizado gestiones necesarias a fin de que la autoridad estatal, provea a los ciudadanos de licencias de conducir  que sirven eficazmente como identificaciones oficiales:

Guanajuato, Gto. 04 de abril de 2003-.  A partir de hoy el Gobierno del Estado expide la nueva licencia de manejo, documento que cumple con los requerimientos internacionales, por lo que se convierte en un documento de identificación preciso, confiable e infalsificable, además la Dirección General de Tránsito y Transporte del Estado inició también la conformación del Banco Estatal de Datos de Conductores de Vehículos Automotores.

El gobernador Juan Carlos Romero Hicks; el secretario de Gobierno, Juan Manuel Oliva y el director de Tránsito y Transporte de la entidad, Luciano Aimar Reyes, presentaron oficialmente la licencia de manejo renovada que permitirá generar una base de datos de todos los conductores de la entidad, así como un historial de las infracciones que cometan a fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos en general.

El gobernador Juan Carlos Romero Hicks indicó que la expedición de la licencia de conducir es una acreditación del ciudadano y, ante las inquietudes mundiales en materia de seguridad, se ha puesto especial énfasis para garantizar que la persona que aparece en el documento, es realmente quien dice ser.[1]

 

 

En el Estado de México, en las dependencias estatales, se admite la licencia de conducir como identificación oficial, exclusivamente si ha sido expedida en el Estdo en comento.

Como podemos apreciar, existe una diversidad de criterios en cuanto a las llamadas identificaciones oficiales, pues al no existir una reglamentación, acerca de éstas, se deja al libre albedrío de las autoridades y aún más de los particulares el decidir, cuáles documentos se tienen por oficiales, y cuales no.

Otro ejemplo, para efectos de tráfico de personas, en este caso aéreo, informa Aeroméxico los requisitos para efectuar vuelos, nacionales e internacionales:

Documentos de viaje

 

Los pasajeros deberán poseer siempre toda la documentación vigente (pasaporte, visas, tarjetas de turista, certificados de vacunación, etcétera.) exigible por los países a, desde o a través de los cuales se vaya a viajar. El cumplimiento de estos requisitos es de su exclusiva responsabilidad.

 

Se consideran documentos Oficiales:

 

Llevar con usted una identificación oficial con fotografía y pasaporte si su destino es fuera de México, ya que deberá presentarlo al personal de la aerolínea y aeropuerto, cuantas veces le sea requerido.

 

Se aceptará como identificación válida para viajar en rutas Domésticas (dentro de México), Credencial del Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS con fotografía; FM3 con fotografía; Carta de Vecindad con Fotografía, membrete y sello municipal, además de las identificaciones oficiales aceptadas.

 

Identificaciones oficiales aceptadas para pasajeros Mexicanos:

 

Pasaporte (vencido o vigente); Matrícula Consular; Licencia de Conducir (vencida o vigente); Cédula Profesional; Cartilla del Servicio Militar; Credencial de Elector; Credencial del Insen (Instituto Nacional de la Senectud); Credenciales Cámara de Senadores y Diputados; Certificado de Presunción de Nacionalidad Mexicana y Tarjeta única de Identidad Militar.

 

Identificaciones oficiales aceptadas para pasajeros Extranjeros:

 

Pasaporte (vencido o vigente); Cualquier Identificación válida con fotografía acorde Timatic; pasaporte (vigente o vencido), ID Card (para ciudadanos estadounidenses) licencia de manejo o ID expedido por DMV (Department of Motor Vehicles).

 

Aun cuando Aeroméxico no solicita identificaciones a los menores de 18 años en vuelos nacionales, se sugiere que cuenten con una identificación porque en algunos aeropuertos les será requerida (credencial escolar con fotografía, copia del acta de nacimiento o pasaporte vigente o no).

 

No se consideran válidas como identificaciones las siguientes: identificaciones de clubes deportivos, membresías de Sam’s y Costco, credenciales escolares para mayores de 18 años o identificaciones de la Marina, Ejército, Policía Federal Preventiva, Procuraduría General de la República, Migración, Aduana y Sanidad.[2]

 

Ha sido muy común la práctica de solicitar la credencial para votar con fotografía, expedida por el IFE, como documento de identificación oficial, siendo que el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), no señala que ésta constituya indubitablemente un documento para efectos de identificación nacional.

 

Así vemos en el artículo  144 lo siguiente:

 

 

1.       Los ciudadanos tendrán la obligación de acudir a las oficinas o módulos que determine el Instituto Federal Electoral, a fin de obtener su Credencial para Votar con fotografía.

 

2.       Para obtener la Credencial para Votar con fotografía el ciudadano deberá identificarse a través de los medios o procedimiento que determine la Comisión Nacional de Vigilancia del Registro de Electores.

 

3.       3. En todos los casos, al recibir su credencial, el interesado deberá firmarla y poner su huella digital, previa identificación que haga a satisfacción del funcionario electoral que realice la entrega.

 

4.       Se conservará la constancia de entrega de la credencial, con la referencia de los medios identificatorios.

 

5.      Los formatos de credencial que no hubiesen sido utilizados se relacionarán debidamente y serán depositados en un lugar que garantice su salvaguarda hasta la conclusión de la jornada electoral de que se trate. La Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores, de acuerdo con el procedimiento que a tal efecto acuerde el Consejo General, tomará las medidas para su cumplimiento por parte de los Vocales Locales y Distritales, quienes podrán estar acompañados de los miembros de la Comisión de Vigilancia correspondiente, para que verifiquen que se cumpla con dicho procedimiento.

 

6.      Las oficinas del Registro Federal de Electores verificarán que los nombres de los ciudadanos que no hayan acudido a obtener su Credencial para Votar con fotografía, no aparezcan en las listas nominales de electores.

 

 

Como podemos observar la credencial para votar con fotografía, emitida por el IFE, y que como hemos asentado, es el documento más admitido como identificación oficial, tiene inconvenientes, tales como:

·        Se tramita solo para mayores de 18 años.

·        Para tramitar se necesita otro tipo de identificación

·        La autoridad ha estimado pertinente otorgarla mediante la exhibición del acta de nacimiento, lo cual la hace un documento de fácil acceso.   Hoy lunes 31 de marzo de 2008, se confirma la vulnerabilidad de la seguridad que presuntamente presumía la credencial del IFE, misma de la que hablé en este estudio  elaborado hace algunos años. Ver nota periodística de El universal. 

 

En lo que hace a las cédulas profesionales, existe el criterio de que no tiene efectos de identificación personal, pues al ser entregadas exclusivamente a las profesiones que así lo determinan la ley, los profesionistas que se dedican a una actividad distinta de aquellas, están sin posibilidad de obtener una cédula profesional.

 

Confirmo mi dicho transcribiendo lo siguiente:

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
Parte : 86 Sexta Parte
Tesis:
Página: 69

 

PROFESIONES. CARRERAS QUE NO REQUIEREN CEDULA PARA SU EJERCICIO.

 

El artículo 5o. constitucional ( anterior artículo 4o. ) señala que en principio a nadie puede impedirse que se dedique a la profesión que le acomode, y que esa libertad sólo podrá restringirse mediante leyes formalmente expedidas por el poder legislativo correspondiente, que determinen cuáles son las profesiones que necesitan título para su ejercicio. O sea que únicamente el legislador podrá establecer restricción al ejercicio de una profesión, sin que tal restricción legal pueda derivar del simple hecho de que las escuelas reconocidas establezcan planes de estudios y otorguen títulos a nuevas carreras profesionales, ya que la constitución no otorga a tales instituciones la facultad de limitar el ejercicio de nuevas profesiones. Consecuentemente los artículos 2o., 3o. y relativos, en su texto anterior, de la Ley Reglamentaria de los Artículos 4o. y 5o. Constitucionales Relativos al Ejercicio de las Profesiones en el Distrito y Territorios Federales, establecían el sistema legal de otorgar cédulas con efectos de patente, para autorizar el ejercicio de una profesión restringida, a quienes tuvieran el título profesional correspondiente, o satisficieran ciertos requisitos legales como prácticos. Pero resulta inadecuado e ilógico que se otorgue una patente para autorizar el ejercicio de una profesión cuyo ejercicio no está restringido por la ley. En primer lugar, la expedición de una célula tiene el efecto de una patente que autorice el ejercicio de una profesión restringida, pero no tiene el efecto de servir como documento de identificación personal, ni como prueba de que se ha cursado una carrera completa…

PRECEDENTES

Amparo en revisión 40/74. Ruperto Erasmo Flores y Fernández. 24 de febrero de 1976. Unanimidad de votos. Ponente: Guillermo Guzmán Orozco. NOTA: El texto no señala tribunal.

 

 

Por otra parte, en los bancos que se recorrieron para indagar los documentos que se aceptan como identificación oficial, en ninguno de ellos se establece la llamada “Cédula de Identidad ciudadana”  misma que según la Ley General de Población en su artículo 104 establece: “La Cédula de Identidad Ciudadana es el documento oficial de identificación, que hace prueba plena sobre los datos de identidad que contiene en relación con su titular”.

Por su parte, el numeral 105 indica: “La Cédula de Identidad Ciudadana tendrá valor como medio de identificación personal ante todas las autoridades mexicanas ya sea en el país o en el extranjero, y las personas físicas y morales con domicilio en el país”.

El desconocimiento del documento descrito en supra, hace necesario una nueva regulación en cuanto hace a las identificaciones oficiales.

 

En el siguiente apartado, propondré una normatividad al respecto.

 


 

PROPUESTA DE REGULACIÓN

 

En atención a lo plasmado en el presente trabajo, me he permitido proponer la siguiente:

 Ley Federal de identificación oficial.

Artículo1. La presente Ley es de orden público y observancia general en la República.

Artículo 2. La presente Ley tiene por objeto el determinar los documentos que se tendrán como oficiales para efecto de identificación de los habitantes de los Estados Unidos Mexicanos.

Artículo 3. En todo el territorio nacional se aceptarán como documentos oficiales para efecto de identificación los siguientes:

                                I.      La cédula de Identidad Ciudadana prevista en el artículo  97 de la Ley General de Población

                               II.      La credencial para votar con fotografía emitida por el Instituto Federal Electoral.

                             III.      El Pasaporte vigente emitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

                           IV.      La licencia de conducir vigente, emitida por las entidades federativas y el Gobierno del Distrito Federal.

                            V.      En su caso,  la cédula profesional emitida por la Dirección General de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública.

                           VI.      Para el caso de menores de edad, las credenciales con fotografía que expidan las escuelas públicas y privadas con reconocimiento de validez oficial ante la Secretaría de Educación Pública, para el año escolar en curso. Las  cuales deberán tener fotografía y sello de la escuela en la misma. Sin prejuicio de lo previsto en el artículo 111 de la Ley General de Población.

                         VII.      Las demás que señalen las leyes.

Artículo 5. Para los extranjeros que se encuentren en territorio nacional, se estará a lo dispuesto por la Ley General de Población.

Artículo 6. Se sancionará con multa hasta de 180 días de salario mínimo a quien lleve a cabo actos u omisiones contrarias a lo establecido en el artículo anterior. Si se trata de servidores públicos, dicha multa se duplicará.

Artículos Transitorios.

Primero. Esta Ley entrará en vigor a los 30 días de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Segundo. Se  derogan todas las disposiciones que se opongan a lo previsto en la misma.

 

 




[1] FUENTE: http://www.guanajuato.gob.mx/flash/boletinesromero/abril03/040403.htm

[2] FUENTE: www.aeromexico.com/de_viaje/info_util/info_util.htm

  nota: Este texto forma parte de una investigación que realicé en el año 2003. Para efectos prácticos omití reproducir el marco histórico y el capítulo de usos y costumbres comerciales.

 

 

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: