LOS ALIMENTOS


 

En los últimos días, el tema que más me han consultado quienes me brindan la confianza de solicitar asesoría, es precisamente el de la pensión alimenticia. Por ello, a continuación presento una muy breve información al respecto.

Es característica del ser humano venir al mundo en una situación de vulnerabilidad y permanecer en ella durante largo tiempo. Para ello el recién nacido, el infante, el adolescente, y aún jóvenes mayores de edad requieren de apoyo y protección de los que tienen plena capacidad para resolver sus problemas de subsistencia[i].

 Como la naturaleza por sí misma no ha sido lo bastante eficiente para que el llamado de la sangre o de la conciencia social baste para que el ser humano ofrezca su ayuda al que lo necesita, el Estado, cumpliendo uno de sus deberes, ha dispuesto de mecanismos legales para asegurar el sostenimiento de quienes no tienen capacidad de subsistir por si mismos.

 Los alimentos, comprenden no solo lo referente a comida, sino además todo aquello que una persona necesita para vivir, entre otros, casa, vestido, atención médica, educación, etc.

 Los alimentos constituyen una obligación, la cual debe cumplirse de acuerdo a las necesidades del acreedor y a las posibilidades del deudor,  por tal razón, cuando dichos alimentos son derivados de un divorcio voluntario, a través de un convenio se establecerá el monto de éstos, mientras que tratándose de un divorcio necesario, será el Juez, quien analizando las pruebas que se le hagan llegar, determinará el monto de las mismas. Es importante mencionar que dichas obligaciones son recíprocas, es decir, que en algún determinado momento, quien el día de hoy proporciona los alimentos, el día de mañana puede requerirlos, por lo que se podrían intercambiar los papeles de deudor y acreedor.

 Los alimentos son irrenunciables e inembargables.

 Se cumple con la obligación alimentaria, mediante la asignación de una pensión, o bien incorporando al acreedor en el seno familiar.

 En el caso de que al deudor no se le puedan comprobar ingresos, el juzgador deberá determinar el monto de la pensión, de acuerdo a las condiciones de vida que tenga durante los últimos meses.

 Cuando el deudor no cumple con su obligación, existe acción para exigir su cumplimiento por la vía judicial. En algunos estados del país, este incumplimiento es considerado como un delito.

 Para solicitar informes: thorjimenez@hotmail.com

 




[i] Enciclopedia Jurídica Mexicana T. XII

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: