AL FIN Y AL CABO SOLO HUMANOS


 
Dolor, lágrimas, impotencia, sentimientos desbordados. Así transcurrieron estos días de pena.
Es contra natura que un hijo se vaya antes que sus padres, antes que los viejos. El pequeño Gael nació como un guerrero y así se fue, luchando hasta el último minuto por permanecer entre nosotros; por permanecer en esta familia que ni se hunde en el agua ni se quema con el fuego.
 
Tal y como decía Sabines: "Exijo que los ángeles te tomen y te conduzcan a la morada de los limpios".
 
Gael: Nos enseñaste que la felicidad es un suspiro, nos recordaste nuestra condición de humanos, de mortales, con tus escasos días de vida nos diste una lección de lucha, de fortaleza, estamos orgullosos de tí.
 
Hasta pronto pequeño.
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: