luto y vergüenza


Luto porque ha muerto una oportunidad que tuvo la corte (así con minúsculas porque minúscula fue su actuación) para recuperar el respeto de los ciudadanos, para hacer notar que aún hay una institución garante de la constitución nacional; vergüenza por este duro golpe a la libertad de expresión en México. Ahora resulta que cualquier funcionario público puede violentar las garantías individuales, por lo pronto de una periodista, mientras no sea gravemente.
 
Que curioso, las televisoras no han hecho gran alboroto por la desición de la corte: "sí hubo violación a las garantías individuales de la periodista Lidia Cacho, pero no fueron graves". Ahora entendemos el negocio.
 
Acaso una mención en el noticiero de la mañana, nada comparado con la cadena nacional contra los legisladores por aquel candado que les representó dejar de ganar millones de pesos. (ver Sobre la reforma electoral).
 
Mi reconocimiento a los Ministros (ahora sí con mayúsculas) Genaro Góngora, José Ramón Cossío, José de Jesús Gudiño y Juan Silva Meza, que pugnaron por la justicia, de conformidad con los principios que deben regir en la impartición de la misma.
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: