DIVORCIO INCAUSADO O EXPRESS NO ES CONTRARIO A LA CONSTITUCIÓN


La primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, avaló el llamado "divorcio express", es decir el divorcio incausado; el cual algunos tradicionalistas habían señalado como atentatorio contra la familia y en consecuencia contra la sociedad.

A continuación el boletín correspondiente:

DIVORCIO SIN CAUSALES NO ATENTA CONTRA LA SOCIEDAD NI LA FAMILIA

México, D. F., 23 de Septiembre de 2009 

       
  • La Primera Sala determinó la constitucionalidad de los artículos 266 y 267 del Código Civil para el Distrito Federal.

 

        El
“divorcio sin causales” no atenta contra la sociedad ni la familia; por
el contrario, la protege y fortalece al tratar de evitar conflictos en
la disolución del vínculo matrimonial, así como enfrentamientos entre
personas y familias que alienten entre ellos la posibilidad de odio,
violencia, egoísmo y acciones maliciosas.

 

        Así,
la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)
determinó la constitucionalidad de los artículos 266 y 267 del Código
Civil para el Distrito Federal.

        El
primero de ellos señala que el divorcio podrá solicitarse por uno o
ambos cónyuges cuando cualquiera de ellos lo reclame ante la autoridad
judicial, manifestando su voluntad de no querer continuar con el
matrimonio, sin que se requiera señalar la causa por la cual se
solicita, siempre que haya transcurrido cuando menos un año desde la
celebración del mismo.

 

        En
tanto, el artículo 267 establece que el cónyuge que unilateralmente
desee promover el juicio de divorcio deberá acompañar a su solicitud la
propuesta de convenio para regular las consecuencias inherentes a la
disolución del vínculo matrimonial. 

 

        Los
ministros expusieron que a través del “divorcio sin causales”, el
legislador local buscó evitar la parte contenciosa del antiguo proceso
de divorcio y, de esta manera, posibles afectaciones en el desarrollo
psicosocial de los integrantes de la familia, al mismo tiempo que
contribuir al bienestar de las personas y a su convivencia
constructiva.

 

        Por
tal motivo, la Sala declaró correcta la decisión de un tribunal
colegiado de declarar disuelto el vínculo matrimonial solicitado por un
esposo y, con ello, negó el amparo a una quejosa, quien consideró que
dichos preceptos violan el artículo 4 constitucional que protege la
organización y desarrollo de la familia.

 

        La
quejosa también expuso que no se le dieron las garantías de audiencia y
debido proceso, al permitir el divorcio unilateralmente sin considerar
la voluntad del otro cónyuge que está en desacuerdo, con lo que a éste
se le priva del derecho de ofrecer pruebas, de alegar lo que a su
interés convenga, y de ser oído y vencido en juicio.

 

        Los
ministros señalaron que mediante el “divorcio sin causales” se respeta
el libre desarrollo de la personalidad del individuo, pues cuando éste
ya no desea seguir vinculado con su cónyuge no puede hacerse depender
de la demostración de causa alguna.

 

        Y
es que si bien la causal, aunque determinante, no es más que el fin de
esa voluntad expresada en la demanda, resultando inadmisible que el
Estado se empeñe en mantener vigente el matrimonio de quienes solicitan
el divorcio al considerar que su situación particular se torna
irreconciliable, subrayaron.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • LIC. HECTOR  On 8 octubre, 2009 at 20:53

    Debo entender que usted estima que el Estado debe obligar al individuo a permanecer unido en matrimonio con otra persona. Yo he venido sosteniendo lo contrario, por la simple razón de que si la ley no permite terminar una relación, se hace de facto, aunque las consecuencias legales, sociales y psicológicas sean enormes.

  • jOsE MaNueL  On 3 octubre, 2009 at 15:30

    Buen día. me ha sido dificil encontrar la resolución del 23 de septiembre del tema expuesto. Le solicito, si Ud. la tiene, me la haga llegar, como un favor a un estudiante de la carrera de Derecho. El criterio de la sala de la SCJN a mi parecer es pesimo, ya que ponen al individuo primero que a la familia. Esta última es la célula fundamental del Estado y no pueden ignorarla al realizar la funcion jurisdiccional. Ya no digamos nada de la legislatura del DF que impide la apelacion de la sentencia de divorcio, negando el derecho de audiencia que reconoce la constitución.Por su atención, gracias. JoséManuelarkantos_JM76@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: